Wooing Women to Press on With Courage

avancemos con valentia para recibir el premio celestial

Suscríbete al blog

Ingresa tu email:

Delivered by FeedBurner

¿Quién soy?


Datos divertidos

Mi aroma favorito: el aroma de la tierra después de llover.

Mi sonido favorito: las primeras notas de una grandiosa sinfonía.

Mi relajamiento favorito: estar sentada en cualquier lugar al aire libre: en mi porche, en mi terraza, o junto al lago, muy temprano en la mañana con mi primera taza de café.

Mi opción favorita para un postre de cumpleaños: pay de durazno hecho por mi chef favorito: mi esposo.

No comería: aguacate: hace que mi estómago se convierta en una especie de volcán que ¡nunca erupciona!

No puedo vivir sin esta la tecnología porque: mi laptop puede llevarme a cualquier lugar al que quisiera ir.

Una cosa que me hace sonreír: ¡Ver las caras de mis hijos!

Mis recursos*


From the Pound to the Palace

Haz clic para comprar el libro

Haz clic para comprar el DVD

Cuenta la historia del amor de Dios, en una forma en que los niños la puedan entender, a través de la historia de un perrito travieso que se convirtió en un perro obediente. ¡Este libro infantil le encantará! Incluye versículos bíblicos y preguntas que fomentarán la conversación más importante que pueda tener con sus hijos, una que les abrirá la puerta a una relación personal con Jesús.


 Little Halos

Haz clic para comprar

Una necesidad para cada mama quien busca una manera creativa y viva en compartir la palabra de Dios.

*en ingles solamente

Pequeños en los brazos de Dios

Aaron and Jesus

¿Cuál es la meta más importante para la vida de tus hijos? 

Ya has leído mi meta para mis hijos (P31 ÁNIMO)– presentarles al Señor y la palabra verdadera que tiene el poder de guiarlos por todo camino en se encontraran.  

Y no hay ninguna temporada mejor que la que enfrentamos en diciembre.  Durante los días que celebramos el nacimiento de Jesús tenemos una oportunidad especial para mostrarles a los pequeños el amor de Dios y la importancia de tener una relación viva con Él.

Tal vez me pregunta, “¿Cómo puedo enseñarles a mis hijos la verdad de Jesús?  ¿No son esos temas tan grandes que ellos no pueden entender?”

Durante esta serie voy a compartir algunas ideas en como puedes empezar a entregar el regalo mas magnifico a los pequeños en tu vida.   

Primer paso: Los cuentos de Jesús.

A los niños les encantan los cuentos. Les encantan los cuentos en varios niveles. Sentándose juntos  con sus padres les dan un sentido de seguridad. En este momento callado experimentan paz, quietud, y atención. ¿Sabes que el deseo más profundo de un niño es tener la atención de sus padres?

En otro nivel a los niños les gusta aprender por medio de aventuras. Los cuentos son aventuras en que la familia puede entrar sin pagar dinero. En los cuentos la imaginación crece.

También la comunicación después del cuento, cuando los padres les hacen preguntas a los niños sobre el cuento, es un tiempo donde la confidencia de niños crece. Durante estos momentos los niños comunican con sus padres y se sienten orgullosos de que conocen algo importante.  Tienen la respuesta mientras van aprendiendo.

Algo más: durante el día por medio de la vida común y corriente ocurren  experiencias cuando la madre tiene la oportunidad de dar enseñanzas espirituales.

Por ejemplo: Si has leído el cuento del nacimiento de Jesús y se van al mercado a hacer compras para la cena, puedes preguntarles a los niños, “¿Qué crees que comieron María y José mientras viajaron a Belén? No habían restaurantes, ni McDonalds, ni mercados.”    Ahora tienes la oportunidad de enseñar un poco de historia y como vivían nuestros antepasados.

El reto para hoy: Busca una librería cristiana. Encuentra los libros para niños. Compra un libro que cuenta el nacimiento de Jesús.

Lee el cuento. No lo tienes que leer entero. Pero si deténganse para aprovechar el tiempo juntos y hablar sobre los detalles de la historia.

                   Pregunta:

¿Quién es la mamá de Jesús?                                                                                                                                               ¿Quién es el papá de Jesús?                                                                                                                                                                                                                                                ¿Dónde vivían? (Aquí tienes una oportunidad de dar una lección sobre la geografía del mundo, mostrándoles  donde viven ustedes y donde nació Jesús.)  

 Pregúntale al niño que te cuente a ti el cuento que acaban de leer.  

 Pídale a la niña  que te dibuje una escena del cuento.                                                                                                                  

Nos “vemos” la semana entrante donde te daré mas ideas en como demostrar la vida cristiana a sus hijos.

Los planes maravillosos de Dios para tu vida.

Espero que haya leído la lectura de Proverbios 31 ministerio para la mujer latina. 

Estoy super emocionada porque en abril regresare a Bogota de visita después de salir de mi “hogar” hace 50 anos. Mi mama, mi hermana, y yo volveremos a los lugares donde hicimos tantísimas memorias. Que alegría!

Dios tiene un plan para tu vida. Tal vez es difícil creer que el Altísimo Dios que vive en los cielos, el gran Rey y Creador quien creo el universo tenga interés en ti. Pero así lo es. El te hizo. Cuando te formo a ti, ¡Dios tuvo un plan!

 Déjame explicar: A las mujeres nos encanta ser creativas. Sea en la concina con la comida, en la casa con la decoración, acerca de nuestros cuerpos con la ropa, el maquillaje, el peine o las joyas, o sea con las manualidades que construimos con nuestras manos.  Nos gusta crear. Y cada vez que creamos algo nos sentimos un poco orgullosas por lo que hemos hecho. Pero no solamente somos creativas para pasar el tiempo. Cuando hacemos algo, tenemos un plan. Cuando cocinamos un pastel para el cumpleaños de nuestros hijos, el plan es celebrar. Cuando nos peinamos y nos ponemos el maquillaje, el plan es salir de la casa bonitas. Cuando limpiamos la casa el plan es que la familia viva en un lugar ordenado y sano. Ahora creo que tienes la idea.

Dios también es creativo. El te creo a ti. Cuando te creo, tuvo un plan.

Hay veces que no lo creemos. Creemos que Dios está lejos. Que Él se olvidó de nosotros. Lee lo que dice el Salmo 40, versos uno a seis:  

Con paciencia esperé que el Señor me ayudara, y él se fijó en mí y oyó mi clamor. Me sacó del foso de desesperación, del lodo y del fango. Puso mis pies sobre suelo firme y a medida que yo caminaba, me estabilizó. Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios. Muchos verán lo que Él hizo y quedarán asombrados; pondrán su confianza en el Señor.

Ah, qué alegría para los que confían en el Señor…

Oh Señor mi Dios, has realizado muchas maravillas a nuestro favor. Son tantos tus planes para nosotros que resulta imposible enumerarlos. No hay nadie como tú. Si tratara de mencionar todas tus obras maravillosas, no terminaría jamás.

¡Se encuentran tantas lecciones en estos versículos!

·  De vez en cuando es necesario esperar que Dios nos muestre sus planes. Mientras tanto practicamos la fe.

·  Cuando por fin conocemos los planes de Dios, la manera en que le obedecemos será una gran bendición y testimonio para los que no conocen al Señor.

·       Cuando por fin realizamos los planes del Señor para nuestras vidas no olvidemos en darle alabanzas por lo que Él ha hecho.  

Siempre recuerda, Dios no te hizo para ponerte en un estante o una ventana y dejarte allí como si fuera un dibujo de arte o una jarra llena de flores. Él te hizo con propósito. Pídale que te muestre, “Cual es el propósito que tienes para mi, Dios.”

Mientras espera para la respuesta te doy un reto. Lee los cuatro libros Gálatas, Efesios, Filipenses y Colosenses. Estos libros escritos por Pablo están llenos de tesoros riquísimos que nos muestra los planes que Dios tiene para nosotras en cómo vivir. En total hay veinte capítulos. Podrás terminar estos libros en menos de un mes. Lee y escribe cada plan que Dios tiene para ti.

Por ejemplo. Lee Gálatas 1:1-5. Pregúntate: “¿Cuáles son los planes que Dios tiene para mí?”

 Que Dios nuestro Padre y el Señor Jesucristo.a les concedan gracia y paz.

 ¿Y de donde conseguimos esta gracia y paz?

 Tal como Dios nuestro Padre lo planeó, Jesús entregó su vida por nuestros pecados para rescatarnos de este mundo de maldad en el que vivimos

 ¿De mi parte que hago? Toma el regalo que Jesús te da y pídale que te rescate de este mundo.

 Mas versos sobre los planes del Señor:

 Salmos 33:11 Pero los planes del Señor se mantienen firmes para siempre; sus propósitos nunca serán frustrados.

 Salmos 138:8, El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste.

 Vuelva a visitar el próximo lunes para charlar mas sobre los planes de Dios.

Nunca satisfecha

De vez en cuando me pregunto, “ ¿Cómo sería estar siempre satisfecha?”

Me gustaría vivir en paz, sin temor, en armonía con mi familia, la gente en el trabajo, mis vecinos, mis amigos. Me gustaría saber que la seguridad que tengo hoy, la tendré para siempre. Me gustaría tener fe en que Dios siempre va a cuidar mis  hijos.

La vida no es tan simple y me pregunto porque anhelo lo que no tengo.

La respuesta a mi pregunta se puede encontrar en el Jardin de Eden, donde todo comenzó.

Alli, como hemos leído en las semanas pasadas, Dios les dio todo a los primeros seres humanos.  Pero aunque tuvieron todo, querían más. Yo no soy diferente.  

Dios me ha dado todo lo necesario para vivir la vida que El ha planeado para mi. Tengo lo que necesito y mas. Pero no estoy satisfecha.

Quiero vivir más cerca a mi mama, mi hermana y mis tíos.

Quiero tener una relación intima con mi nuera.

Quiero pasar mas tiempo con mis hijos.

Quiero viajar mas.

Quiero bajar pesa.

Quiero y quiero.

¿Por qué no estoy satisfecha con lo que tengo?

Fuimos hechas para mas- mas que este mundo, la gente, el entretenimiento nos pueda dar.

Fuimos hechas para vivir en relación con Dios.

Busquen el reino de Dios  por encima de todo lo demás y lleven una vida justa, y él les dará todo lo que necesiten. Mateo 6:33

 La realidad es que yo conozco por donde encontrare la satisfacción. Cuando estoy llena del Espiritu Santo y el amor de Jesucristo, no me siento vacía ni insatisfecha.

Fui hecha para vivir en un jardín, en relación única con los animales y Dios. Siempre anhelaré lo que no tengo en esta vida, en este mundo.  

Pero tengo la oportunidad de vivir como dice Pablo en Filipenses 4, “he aprendido a estar satisfecho en cualquier situación en que me encuentre. Sé lo que es vivir en la pobreza, y lo que es vivir en la abundancia. He aprendido a vivir en todas y cada una de las circunstancias, tanto a quedar saciado como a pasar hambre, a tener de sobra como a sufrir escasez. Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.

Estoy aprendiendo que cuando me siento insatisfecha,  puedo hablar con mi Señor pidiéndole por lo que deseo pero al mismo tiempo practicando la fe que me dice, “ Si es la voluntad del Señor, Él me dará lo necesario. Mientras tanto me enfoco en lo que tengo y le doy gracias por todo lo que me ha dado.   

La última pregunta

A veces nos preguntamos por qué Jesús tuvo que salir de su trono magnífico en el cielo para llegar aquí al mundo. No nos parece bien que Él se sacrificó por nuestros pecados. ¿No hubo otra manera en rescatarnos?

Cuando leemos los eventos alrededor de la creación vemos primeramente que Dios es generoso. Todo lo que Él hace, todo lo que Él gobierna, todo lo que Él tiene lo comparte con nosotros para nuestro bienestar.

Y cuando desobedecemos y nos encontramos afuera de Su voluntad, ¡Él nos da más!  

Al principio Dios regaló la vegetación, los animales, el jardín. “Todo es tuyo,” dijo, pero no el árbol del conocimiento del bien y del mal.

Tuvimos todo. Tuvimos el placer de deleitarnos con todo lo que Dios había hecho.

Dios los bendijo con las siguientes palabras: «Sean fructíferos y multiplíquense. Llenen la tierra y gobiernen sobre ella. Reinen sobre los peces del mar, las aves del cielo y todos los animales que corren por el suelo».

«¡Miren! Les he dado todas las plantas con semilla que hay sobre la tierra y todos los árboles frutales para que les sirvan de alimento. Y he dado toda planta verde como alimento para todos los animales salvajes, para las aves del cielo y para los animales pequeños que corren por el suelo, es decir, para todo lo que tiene vida»; y eso fue lo que sucedió.

 Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era muy bueno!

¿Cuántas veces se repite las palabras, “he dado’ y “todo”?

Pero… una sola cosa: «Puedes comer libremente del fruto de cualquier árbol del huerto, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si comes de su fruto, sin duda morirás».

Desobedecimos

La muerte entró como consecuencias de nuestro orgullo y empezamos una vida separada de Dios. Nos escondimos. Salimos de la vida perfecta, la por cual fuimos hechas para vivir en el Jardín de Edén.

¡Un fracaso fenomenal!

¡No para Dios!

Nuestro Padre generoso mando a Su Hijo, Jesús para rescatarnos de esta vida que termina con la muerte.

Ya sabemos la historia de Jesús, y si no lee los libros de Mateo, Marcos, Lucas, y Juan.

¿Y, sabes qué? No solamente Jesús vino para rescatarnos, pero hoy Él está al lado del Padre y juntos están construyendo un jardín nuevo para nosotras!

Jesús dijo antes de volver al Padre, “No dejen que el corazón se les llene de angustia; confíen en Dios y confíen también en mí.  En el hogar de mi Padre, hay lugar más que suficiente.Si no fuera así, ¿acaso les habría dicho que voy a prepararles un lugar? Cuando todo esté listo, volveré para llevarlos, para que siempre estén conmigo donde yo estoy.”

¿Y, cómo es este lugar?” preguntas.

“Entonces vi un cielo nuevo y una tierra nueva, porque el primer cielo y la primera tierra habían desaparecido y también el mar.Y vi la ciudad santa, la nueva Jerusalén, que descendía del cielo desde la presencia de Dios, como una novia hermosamente vestida para su esposo.  Oí una fuerte voz que salía del trono y decía: «¡Miren, el hogar de Dios ahora está entre su pueblo! Él vivirá con ellos, y ellos serán su pueblo. Dios mismo estará con ellos. Él les secará toda lágrima de los ojos, y no habrá más muerte ni tristeza ni llanto ni dolor. Todas esas cosas ya no existirán más». Y el que estaba sentado en el trono dijo: «¡Miren, hago nuevas todas las cosas!». Apocalipsis 22”1-5

Por  eso vino Jesus, para rescatarnos de esta vida y llevarnos a la vida celestial.  

A veces las escondidas no es un juego

Fuimos hechas a imagen de Dios, pero pecamos. Somos seres que tenemos libertad. Tenemos el poder de  elegir. A veces hacemos decisiones que nos llevan en contra de los planes que Dios tiene para nosotras.

Dios les dio todo a Adán y a Eva.” Puedes comer libremente del fruto de cualquier árbol del huerto, excepto del árbol del conocimiento del bien y del mal. Si comes de su fruto, sin duda morirás».

No obedecieron. En vez de escuchar a su Creador Dios oyeron las palabras de su Acusador Satanás.  Tomaron la fruta. Comieron. Sus ojos ahora se abrieron al bien y al mal.

Sintieron miedo, vergüenza y empezaron a dar la culpa a otros. Se escondieron de Dios.

Así es,  ¿verdad? Cuando somos culpables nos escondemos o escondemos la cosa que nos da la culpa. Yo he escondido los chocolates. Conozco personas que esconden sus botellas de licor.  Mis estudiantes esconden sus notas malas de sus padres.

¡Qué lástima tener que escondernos!                                             

Dios fue en busca de Adán y Eva.

“¿Donde están?  ¿Por qué se escondieron? “  

Mientras yo leo estas palabras y las escribo siento en mi corazón la ternura de Dios. Lo siento porque mis hijos se han escondido. Me duele el corazón saber que ellos se sienten culpable por algo que han hecho.

¡Qué lástima tener que esconderse!  

La vida no debe de ser así.

Yo quiero tomar una nueva dirección. Le pido al Senor que me susurre cuando estoy al momento de hacer algo que va a danar mi relación con El. El es fiel. Me susurra ‘Esta es la dirección que debes de tomar. Ni a la derecha. Ni a la izquierda. Adelante hija.”      

Te animo. Pídele  a tu Padre que te susurre momento a momento para que nunca tengas que esconderse de Él.

Hecha a imagen de Dios

¿Qué significa ser creada a ‘imagen de Dios’?  Inmediatamente la palabra similar entra mi mente. Entonces, ¿quiere decir que me parezco similar a Dios? Piénsalo. ¿Nos parecemos al Creador?

El otro día puse una foto mía en mi pagina de Facebook. Unos comentarios dijeron- “¡te pareces a tu mama! No vivimos cercas. Nos vemos dos o tres veces al ano. Cuando las amigas de ella me conocen siempre hay alguna que me dice que me parezco a mi madre. Esto no es único. Muchas nos parecemos a nuestros padres. Yo tengo mi piel más oscura como mi papa. Tengo sus ojos y camino como él.

Es natural parecernos como nuestros padres. Pero ¿nos pareceos como nuestro Padre celestial?

La Biblia nos manda “Sean imitadores de Dios.” Si la Biblia lo manda será cierto que en una manera u otra somos seres similares.

Hoy te quiero dar una tarea. Piensa en lo que has aprendido sobre el carácter de su Padre. Después piensa en tu propio carácter. Si eres hija del Rey Altísimo debes te parecerte un poco como El. ¿Cómo eres semejante a Dios?   

Por lo tanto, imiten a Dios en todo lo que hagan porque ustedes son sus hijos queridos. Efesios 5:1

Dios hizo todo

Hace dos semanas mi esposo y yo entramos en un estudio que me parece super interesante. Estamos leyendo y platicando sobre Génesis. Muchos de nosotros tenemos preguntas que se pueden contestar al leer los dos capítulos del primer libro de la Biblia. Antes de seguir te animo a que lea los dos capítulos. Después contestaremos unas preguntas.

1.     ¿Cuándo ocurre esta historia?

2.     ¿De quién se trata esta historia?

3.     ¿Qué está pasando?

Mientras lees estos versículos, ¿cuáles son las palabras que se repiten?

Claro que el nombre del Creador del universo ocurre muchísimas veces. Este cuento se trata de Él.

También leemos que varias palabras que hablan del tiempo, día y noche.  Cada vez que el tiempo pasa Dios ha hecho algo mas: los cielos, el agua, lasmontañas , los peces, los animales. Otra palabra que se repite es “bueno.” Dios dice que lo que Él hizo es bueno.Lo dice. Pasa. Lo dice. Pasa. Y es bueno. Esto me da mucha paz~ saber que Dios es bueno, hace lo bueno, estoy rodeada por lo bueno.

Últimamente llega alguien más al cuento. El hombre que Dios creó y la mujer. Aquí la palabra “bueno” cambia y Dios dice acerca de los seres humanos, “Entonces Dios miró todo lo que había hecho, ¡y vio que era muy bueno!

Te has dado cuenta que eres muy especial. Fuiste hecha a imagen de Dios y eres “muy buena en los ojos de Dios.”

Hoy quiero asegurarte que Dios te quiere. Mira lo que dice El en el Salmo 139

Tú creaste las delicadas partes internas de mi cuerpo y me entretejiste en el vientre de mi madre. ¡Gracias por hacerme tan maravillosamente complejo! Tu fino trabajo es maravilloso, lo sé muy bien. Tú me observabas mientras iba cobrando forma en secreto, mientras se entretejían mis partes en la oscuridad de la matriz. Me viste antes de que naciera. Cada día de mi vida estaba registrado en tu libro. Cada momento fue diseñado antes de que un solo día pasara.

Qué preciosos son tus pensamientos acerca de mí, oh Dios. ¡No se pueden numerar! Ni siquiera puedo contarlos; ¡suman más que los granos de la arena! Y cuando despierto,
    ¡todavía estás conmigo!

Espero que estas palabras levanten tu alma a darle alabanzas a nuestro Padre.

 

  

Esperas pesadas

Durante estos días de tragedias súper difíciles he pensado en la palabra espera.

Nuestros vecinos en California y en otros estados en el oeste han experimentado fuegos de grandes proporciones.  Familias esperan fuera de su comunidad sin saber si su casa ha quemado. La espera debe de ser sumamente difícil.

Por todos lugares en los Estados Unidos hay gente que han perdido todo durante diluvios tremendos. En este momento la ciudad de Boulder, Colorado esta bajo tanta agua que hay gente perdida. No se sabe donde están. La espera pensando que tal vez los familiares se hayan ahogado debe de ser más que una persona pueda aguantar.

Y en el país de México en este momento dos huracanes han llegado a pegar las costas del este y del oeste.   La espera mientras los vientos y el agua pasa debería ser llena de susto y horror. No se sabe como amanecerá mañana.

Sabes que Dios conoce nuestra ansiedad. En la Biblia El nos habla de las esperas de la vida. Nos da palabras de paz para que nos enfoquemos en el poder de Dios y no en nuestra capacidad.

Vamos a leer unos versículos para que nos de fuerza para continuar durante las esperas que nos amanece.   

Puse en el Señor toda mi esperanza;
    él se inclinó hacia mí y escuchó mi clamor.
Me sacó de la fosa de la muerte,

    del lodo y del pantano;
puso mis pies sobre una roca,
    y me plantó en terreno firme.
Puso en mis labios un cántico nuevo,
    un himno de alabanza a nuestro Dios.
Salmos 40:1-3

Durante estos momentos memorice estas palabras de ánimo y crea una oración de ellas. Así:

Señor, pongo toda mi esperanza en ti. Te pido que te inclines hacia mí y escucha mi clamor. Sácame de la fosa de la muerte, del lodo y del pantano. Pon mis pies sobe una roca, la Roca llamada Jesús. Plántame en terreno firme. Pon en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza  a ti, mi Dios.

 

No me dejes caer en la tentación ~ 2

¡Jesús fue tentado! Para mi es difícil creerlo, pero la verdad es que si él fue tentado, yo también.

Satanás lo tentó en tres aéreas.

1)    Con comida. Jesús no había comido en 40 días

2)    Con fuerza. Jesús podía mostrar su capacidad de vivir  aunque se tirara de lo alto.

3)    Con poder. Jesús podría reinar por todo el mundo como el mas poderoso.

¿En cuáles puntos de tu vida te has sentido tentada?

No me puedo imaginar teniendo hambre. Soy norteamericana y la mayoría de nosotros tenemos abundante comida.

Sin embargo me puedo identificar con la segunda tentación. De acuerdo a mi interpretación de los versículos 5 y 6 de Mateo 4 puedo creer que Satanás pudo haberle hecho pensar a Jesús que su Padre lo había abandonado. Para demostrar el amor que Dios le tenía, si se lanzaba de un punto alto los ángeles podían sostenerlo y eso sería una prueba del amor de Dios. El Padre salvaría al Hijo de caer. Yo me he sentido abandonada. Yo le he pedido a Dios que demuestre su existencia y su amor por mí. He pensado maneras en las que pudiera atraer la atención de Dios.

Ciertamente nuestros hijos llaman nuestra atención al hacer toda cosa de travesuras sólo para saber si aún nos importan.

La respuesta de Jesús es que no debemos de tentar a nuestro Padre.

Me identifico con el poder, no tanto como que quisiera ser un señor o rey, pero en el sentido de que me gustaría tener un poco más de control sobre mi vida. Me gustaría no preocuparme tanto por los costos extraorbitantes que conllevan las enfermedades. Si yo fuera gobernante tal vez haría algo al respecto. Soy maestra. Tengo ideas que pueden mejorar el aprendizaje. Soy cristiana y pertenezco a una nación que no tiene a Dios. Quisiera conducir corazones a Dios una y otra vez.

Las palabras de Dios me recuerdan que los costos del seguro, la educación y el gobierno se convierten en mis ídolos y empiezo a adorarlos si yo les doy demasiado poder en mi vida.

¿Cuál es la conclusión? Entender la tentación, estar preparada para decir “alto” y “no”.

La conclusión es que Nada ni Nadie puede tener poder sobre mí a menos que yo les de el poder.

“Ustedes no han sufrido ninguna *tentación que no sea común al género *humano. Pero Dios es fiel, y no permitirá que ustedes sean tentados más allá de lo que puedan aguantar. Más bien, cuando llegue la tentación, él les dará también una salida a fin de que puedan resistir“. I Corintios 10:13 *(Yo sustituyo los pronombres en tercera persona a primera persona).

Las tentaciones en *mi vida no son diferentes a los que otros experimentan y Dios es fiel. Él no permitirá que la tentación sea mayor a lo que yo puedo soportar.

Memoricemos este versículo en primera persona y estemos preparados para citarla cuando sintamos que la tentación esté acechando nuestras vidas.

No nos dejes caer en la tentación

¡No lo podía creer! No podía ser yo, pero yo sabía bien que había caído…

en la tentación

¡otra vez!

La oración del Señor es corta y simple con muchas menos palabras que mis largas y extensas oraciones en las que jamás menciono “no me dejes caer en la tentación y líbrame del mal”.

Una petición de 11 palabras que nos cambia la vida.

Definitivamente son palabras que he orado con mis dos hijos usando esas 11 palabras.

Es difícil creer eso de “no me dejes caer en la tentación”.

¿Dios permite que seamos tentados?

Después de que Jesús fue bautizado, Dios lo dejó en un desierto.

“ Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto para que el diablo lo sometiera a *tentación“. - Mateo 4:1

¿Por qué?

Puedo ver que Jesús aún y cuando estaba atravesando por esa tentación, enseñó muchas lecciones a sus seguidores:

1.  El Espíritu nos llevará a lugares salvajes donde seremos tentados.

2.  Satanás nos tentará.

3.  El citar las Escrituras nos sirve como un arma contra la tentación. (Eso significa que necesito estar preparada. Florence Littauer lo dice de una manera cómica: “No puedes decir la Palabra de Dios cuando la necesitas si no te has tomado el tiempo para ponerla en tu mente.”

4.  Tenemos el poder para rechazar la tentación.

Cuando tengo dudas o estoy confundida o no entiendo a Dios, busco en su Palabra para encontrar claridad.

Busco respuestas claras a la tentación. ¿Por qué somos tentados? ¿Cuál es el propósito?

Si Jesús fue tentado para darnos una lección, para mostrarnos cómo caminar lejos de la tentación, pienso que nosotros también podemos ser una lección para otros. El mundo nos está observando, pero especialmente nuestra familia y, si tenemos niños en nuestro hogar, seguramente nos están observando y aprendiendo.

SABEMOS que tendremos que enfrentar la tentación cara a cara. Probablemente no seremos tentados con aquellas cosas que no nos mantienen cautivos. Satanás nos atacará en nuestros puntos débiles. Jesús tenía hambre, estaba solo y era un rey sin País. Satanás lo tentó con pan, compañía y poder.

El jueves veremos cómo Jesucristo sobrevivió en medio de la tentación.

Mientras tanto te doy una tarea. ¿Cuáles son los tres puntos más débiles que tú tienes? Tal vez no son los mismos que tenia Jesús en ese momento en el desierto. Pero la realidad es que Satanás nos conoce. Es importante saber en qué lugares vamos a ser tentadas para que podamos prepararnos. Ahora mismo es el tiempo de apuntar lo que te va a tentar temptations-snare

para poder nombrarlo y dar la vuelta, diciendo, “Me voy de aquí! “.

©2011 - 2012 Van Walton. All Rights Reserved All Rights Reserved.